La liquidación de los bienes gananciales en un divorcio

Jul 14, 2022

El régimen de gananciales es aquel mediante el cual los cónyuges tienen ganancias, bienes y beneficios en común durante el matrimonio. Pero, ¿qué es la disolución de gananciales por divorcio y en qué consiste? Quienes están pasando por un proceso de divorcio y tenían establecida la sociedad de gananciales como régimen económico matrimonial, deben hacer una liquidación de la sociedad de gananciales. En este artículo, analizamos en qué consiste y cómo se lleva a cabo este procedimiento.

¿En qué consiste la liquidación de gananciales?

La disolución de bienes gananciales consiste en la división equitativa de los bienes que forman parte del régimen y que veremos de manera detallada más adelante, en este mismo artículo. Se puede disolver esta sociedad de dos maneras: ipso iure (disolución de pleno derecho) o a instancia de parte. Veamos en qué consiste cada una de ellas:

Disolución ipso iure

Este tipo de disolución podría decirse que es la más “natural”, en el sentido de que se lleva a cabo sin que sea imprescindible la intermediación de un juez. El artículo 1392 del Código Civil establece que se produce una disolución de los bienes gananciales de pleno derecho cuando:

• Se disuelve el matrimonio, tanto si es debido al fallecimiento de uno de los cónyuges como si es por divorcio.
• El matrimonio es declarado nulo.
• Se produce una separación legal.
• Se cambia el régimen económico del matrimonio por uno diferente (régimen de separación de bienes o régimen de participación).

Disolución a instancia de parte

La disolución de la sociedad de gananciales a instancia de parte es la que se produce judicialmente. En este caso, es suficiente con que uno de los cónyuges solicite la disolución de la sociedad de gananciales por alguno de los motivos establecidos en el artículo 1393 del Código Civil.

¿Cuándo debe procederse a la liquidación de gananciales?

Al contrario de lo que algunas personas creen, la liquidación no se realiza de manera automática con el divorcio. Por tanto, corresponde a los cónyuges comenzar el procedimiento de liquidación de gananciales. Esto lo pueden hacer, bien al mismo tiempo que se produce el divorcio, o bien posteriormente. Sin embargo, nuestra recomendación es llevar a cabo ambos procesos a la vez. El distanciamiento y el deterioro de la relación entre los cónyuges puede afectar al patrimonio y ocasionar problemas a la larga.

Especialidad derecho de familia

¿Qué bienes forman parte de la sociedad de gananciales?

Para proceder a la liquidación de los bienes, es imprescindible hacer un inventario del activo y del pasivo de la sociedad de gananciales. No todos los bienes del matrimonio forman parte del régimen de gananciales, por lo que es importante entender cuáles sí y cuáles no.

No son gananciales y, por tanto, son privativos los siguientes bienes:

• Los que pertenecían a cada cónyuge antes del matrimonio, o antes de comenzar la sociedad de gananciales si se casaron en otro régimen y decidieron cambiar.
• Los bienes que se han adquirido a título gratuito. Esto puede ser, por ejemplo, una herencia o una donación.
• Los que ha adquirido uno de los cónyuges por derecho de retracto.
• Los bienes que son inherentes a la persona o que no se pueden transmitir a otros (no transmisibles inter vivos).
• Los resarcimientos por daños que haya recibido uno de los cónyuges o sus bienes privativos.
• Los objetos personales, como la ropa, siempre que no sean de extraordinario valor.
• Las herramientas necesarias para llevar a cabo la profesión o el oficio, siempre que no formen parte de un establecimiento o negocio común.
• Los que se adquirieron en sustitución o a costa de estos bienes privativos.

Forman parte de los bienes gananciales los activos y todas las deudas y cargas del pasivo.

El activo está formado por los bienes que se estipulan en el artículo 1397 del Código Civil:

• Los bienes gananciales que existen cuando se lleva a cabo la disolución.
• El valor que tenían los bienes si fueran enajenados por un negocio fraudulento o ilegal y no se hubiesen recuperado.
• Las cantidades pagadas por la sociedad por parte de un único cónyuge y los créditos de la sociedad contra él.

El pasivo está constituido por los elementos que se establecen en el artículo 1398 del Código Civil:

• Las deudas pendientes de la sociedad.
• El importe del valor de los bienes privativos que se gastaron en interés de la sociedad, las cantidades pagadas con dinero privativo, los créditos de los cónyuges contra la sociedad de gananciales y los deterioros producidos en los bienes privativos en beneficio de la sociedad.

¿Cómo se disuelve la sociedad de gananciales?

El procedimiento de liquidación de bienes gananciales se puede llevar a cabo en dos modalidades:

• De mutuo acuerdo
• Contencioso

La liquidación de gananciales de mutuo acuerdo no requiere de un juez. Es suficiente con que cada uno de los cónyuges tenga un abogado que los represente, o que ambos compartan el mismo abogado. El segundo caso es más económico, pero solo es válido cuando ambos cónyuges están totalmente de acuerdo en cómo llevar a cabo la separación de bienes. En caso de que haya desavenencias o conflictos, es mejor que cada uno tenga su propio abogado.

Para llevar a cabo este proceso, primero se establece el valor de cada uno de los activos y pasivos que forman parte de la sociedad de bienes. Por ejemplo:

• Un vehículo: 15.000 € (activo)
• Una casa: 120.000 € (activo)
• La hipoteca de la casa: 90.000 € (pasivo)

En total, la pareja cuenta con un activo de 135.000 € y un pasivo de 90.000 €. Tras hacer una resta, se establece que la cantidad a dividir una vez cancelada la deuda de la hipoteca es de 45.000 €. Por tanto, a cada cónyuge le corresponden 22.500 €.
La manera en que se divida este dinero: si uno se queda con la casa, si ambos la venden y se reparten el dinero, o si alguno de los dos se queda con el vehículo, dependerá del acuerdo al que lleguen.

El proceso contencioso de liquidación de bienes gananciales es largo y complejo. Además, tiene un coste superior, porque es necesario que intervenga un juez para hacer el reparto. Como hemos visto, para hacer la disolución de gananciales por divorcio es necesario contar con la ayuda de un equipo de abogados con experiencia en divorcios. Contacta con nuestro despacho de abogados.

Rate this post

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿TIENES ALGUNA CONSULTA?

TE ASESORAMOS SIN COMPROMISO