Las tarjetas revolving: todo lo que necesitas saber

May 12, 2022

Son numerosos los usuarios de productos financieros que se preguntan cómo reclamar los intereses abusivos de las tarjetas revolving. Sin embargo, antes de proceder a efectuar la reclamación pertinente, vale la pena analizar qué mecanismos son los que han producido estos intereses. A continuación, hacemos un repaso a las bases y los efectos de las tarjetas revolving.

¿Qué son las tarjetas revolving?

Se trata de un producto bancario complejo, puesto que mezcla características de las tarjetas de crédito y los créditos al consumo. De hecho, podemos considerar que, tras la apariencia de una tarjeta de crédito corriente, lo que realmente se aplica son las condiciones propias de un préstamo preconcedido.

Por consiguiente, el producto es, a primera vista, una tarjeta de crédito. Por una parte, el usuario recibe una tarjeta física mediante la que puede abonar unas compras que también puede hacer telemáticamente bajo el mismo contrato. Por otra, el dinero que se pone a disposición del cliente no le pertenece, sino que es prestado por el banco, lo que distingue a dicho producto de una tarjeta de débito. No se paga al contado, sino que se carga a mes vencido.

No obstante, estas tarjetas comparten con los préstamos, además de que el origen del dinero a disposición se encuentra en el banco y no en el usuario, el hecho de que se van a cobrar intereses por la prestación de esos fondos. En el siguiente apartado, se presentan las circunstancias que han hecho de estas tarjetas un producto complejo, a la vez que controvertido.

Funcionamiento

Antes de proceder a contar cómo reclamar los intereses de las tarjetas revolving, resulta imprescindible repasar de qué modo se aplican sus condiciones de uso. Hay que tener en cuenta que estas aparecen, en ocasiones, en la letra pequeña de los prospectos de las tarjetas o enmascaradas en frases demasiado recargadas, las cuales son de difícil entendimiento para un usuario medio de la banca.

La publicidad de estas tarjetas plantea abiertamente la posibilidad de pagar las compras en «cómodos plazos», lo cual es cierto. Esta tarjeta permite un pago aplazado y fraccionado. Sin embargo, no se procede a un pago total que cancele la deuda. Esta posibilidad está permitida, pero, asimismo, especialmente oculta en la información que se facilita sobre el producto.

Así que se suele negociar una cancelación parcial de la deuda, la cual se materializa en una cuota mensual. Esta cuota puede ser una cantidad fija o un porcentaje del saldo deudor. El resultado de esta alternativa de liquidación de la deuda es que resulta complicado satisfacer los pagos al completo.

Como estas cuotas están asociadas a un pago de intereses elevados (entre el 20 y 25 % TAE en la mayoría de los casos), el importe a devolver puede ir incrementándose de una forma progresiva. La tendencia de la deuda se orienta hacia su aumento, a pesar de que el acreedor esté abonando unas sumas que pudieran incluso superar el valor del principal.

Derecho Civil

Derecho Civil

Riesgos

El principal riesgo al que se enfrenta un usuario de las tarjetas revolving es que la sensación de diferir los pagos e incluso fraccionarlos contribuye a potenciar el consumo. No obstante, como ya hemos comprobado, esta impresión de tranquilidad frente a las devoluciones se puede convertir en irresponsabilidad, puesto que la tendencia de estos comportamientos conduce al sobreendeudamiento.

Este endeudamiento galopante se ha visto influido, por un lado, por unos intereses que, en buena parte de la jurisprudencia, han sido considerados como usurarios. Por otro, por una explicitación opaca y dificultosa tanto de la naturaleza abusiva de estos intereses como de las condiciones de devolución.

 

Reclamación: pasos a seguir y plazos

Quienes se preguntan cómo denunciar las tarjetas revolving deben comenzar por echar un vistazo a la jurisprudencia relativa a las denuncias de estos productos financieros, que son legales, pero también abusivos. A la hora de revisar estos casos es preciso contar con abogados especialistas en tarjetas revolving, puesto que cabe señalar que en sus litigios se está dando la razón mayoritariamente a los demandantes.

Lo primero que hay que saber es que una reclamación de tarjetas revolving no tiene plazo para demandar. Según la sentencia nº 539/2009 del Tribunal Supremo, de 14 de julio, estos delitos no prescriben. Una vez el afectado está decidido a reclamar, tiene que elegir la causa en la que va a fundamentar su demanda, que es para lo que le va a venir especialmente bien el conocimiento de la jurisprudencia.
En este sentido, puede basar su demanda en la sentencia del Tribunal Supremo de 4 de marzo de 2020, que considera abusivos los intereses de estas tarjetas que superen el interés medio normal del dinero. De este modo, corrige sentencias anteriores, como la de 25 de noviembre de 2015, en las que el criterio para identificar la abusividad era que estos intereses al menos doblaran los normales (fijados en sus tablas por el Banco de España).

Estas sentencias beben de la Ley de Represión de la Usura de 1908. También se puede proceder a reclamar en función de las carencias de transparencia o no constatarse la comprensión que justificara el consentimiento del cliente.

El usuario que ganó la sentencia de 4 de marzo de 2021 alegó, asimismo, la confusa publicidad del producto. El tribunal impuso a la entidad bancaria denunciada, Wizink, la obligación de abonarle el total de las comisiones y los intereses del préstamo.

Nueva normativa sobre tarjetas revolving 2021

En fecha de 2 de enero de 2021 empezó a aplicarse la Orden Ministerial ETD/699/2020, de 24 de julio de 2020. Su fin es la introducción de criterios claros de transparencia y mecanismos para evaluar la solvencia del cliente en los nuevos contratos de tarjetas revolventes que se firmen.

Hemos de reseñar que esta normativa no tiene efectividad respecto a las reclamaciones extrajudiciales y judiciales y los contratos anteriores a la fecha en su entrada en vigor. La información que van a estar obligadas a dar las entidades bancarias ya no va a ser solo la precontractual, sino que también habrán de proporcionarla trimestralmente.

En definitiva, cómo reclamar los intereses abusivos requiere planificar una buena estrategia de defensa de los intereses. La litigiosidad está siendo ciertamente favorable a los afectados. Decídete a contratar un abogado experto en tarjetas revolving, ya que puede suponer, en estos casos, una inversión rentable. En Reyes y Rodríguez podemos ayudarte en el caso de que te encuentres en esta situación. Contacta con nosotros.

5/5 - (3 votos)

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿TIENES ALGUNA CONSULTA?

TE ASESORAMOS SIN COMPROMISO